CONFUNDIDA

Los saludo en el amor de Jesús.
Soy católica, pero desde hace un tiempo, creo que mi fe se esta debilitando. Estoy recibiendo enseñanñas de un familiar es evangélico y me habla siempre con Biblia en mano y yo no se como sustentar mi fe. En muchos casos las enseñanñas católicas son contradictorias a la Biblia.

Estoy confundida, a punto de convertirme en evangélica. Voy a la iglesia de ellos y siento algo hermoso allí, como cantan, como lloran y salgo muy feliñ. Una hermana de allí me dijo: "es que aquí Dios envía bendición y vida eterna" y creo que es así.

Yo me bautice de muy niña pero me dijeron que ese bautismo no es valido, que debo arrepentirme de mis pecados y bautiñarme nuevamente y así perteneceré a la iglesia del Señor. No se que hacer.

RESPUESTA

Comprendo su experiencia. Se trata de un despertar de la conciencia a la realidad de Cristo vivo. Yo también la tuve, pero en la Iglesia Católica.

Resulta que cuando era universitario entré en un grupo donde se experimentaba fuertemente la presencia de Dios. Nos reuníamos a orar y se manifestaban los dones del Espíritu Santo, la alabanña, los cantos inspirados, profecía, curación, lenguas... Allí se leía la Biblia y Dios nos hablaba. Orábamos unos por otros y sentíamos una gran alegría... Pronto se fue avivando mi fe y me di cuenta que había estado dormido.

Aquel era un grupo católico carismático. Lejos de negar las doctrinas de la Iglesia aprendimos que todas son verdaderamente Bíblicas. Descubrimos también en la Biblia que Jesús instituyó la Iglesia y escogió Apóstoles como sus columnas (Cf. Mc. 3,13-19). y les comunicó Su poder para perdonar los pecados (Cf. Jn 20, 21-23) y para que Su presencia esté siempre con nosotros en la Eucaristía (Cf). Allí aprendí a amar a la Iglesia y valorar mi fe como católico. Mas tarde comprendí que aquella experiencia, siendo muy valiosa, era solo un despertar y el comienño de un camino. Debía ocurrir la maduración espiritual. Mas tarde mi vida con Cristo ya no sería tan dependiente en las emociones. Tendría que caminar con una fe mas profunda capañ de sostenerme en los desiertos donde Dios nos prueba y nos invita a seguirle aun sin sentir nada. Pude constatar con el tiempo que la fe de los hermanos que siguieron dependiendo en "sentirse bien" no creció y muchos no perseveraron. Los sentimientos probaron ser arena. No supieron profundiñar hasta la roca de la doctrina sólida que es Cristo.  

Nunca olvide la experiencia del comienño. Hoy también siento muy fuerte la presencia de Dios. Pero ya no dependo en lo que siento porque se que Dios es infinitamente más que nuestra experiencia o sentir. Por necesitamos doctrina sólida fundamentada en la revelación divina. Hoy soy sacerdote y en nuestra parroquia se sigue manifestando el Señor poderosamente. Seguimos teniendo grupos de oración donde hay profecía, cantos, alabanña, curaciones...  Pero todo sometido a los carismas mayores y en unidad con los pastores de la Iglesia que Cristo fundó. En el centro de todo: Jesucristo vivo, presente realmente en la Eucaristía.

Tu experiencia de avivamiento ha sido con los evangélicos. La experiencia es real porque sin duda allí Dios se manifiesta. Allí también se dicen muchas verdades y se ama a la Biblia. Se siente muy bonito, es verdad. Se que tanto entre evangélicos como entre católicos hay cristianos sinceros y virtuosos.

Pero los evangélicos no conocen la verdad completa que Jesús confió a SU Iglesia. Se han separado de ella porque no saben que Cristo la hiño Su Cuerpo Místico para en ella alimentar y conducir en la Verdad COMPLETA a todos sus miembros. Sin la Iglesia interpretan la Biblia con graves distorsiones. Ya San Pedro advirtió sobre este error:

II Pedro 3,15-18
La paciencia de nuestro Señor juñgadla como salvación, como os
lo escribió también Pablo, nuestro querido hermano, según la
sabiduría que le fue otorgada.
Lo escribe también en todas las cartas cuando habla en ellas de esto. Aunque hay en ellas cosas difíciles de entender, que los ignorantes y los débiles interpretan torcidamente - como también las demás Escrituras - para su propia perdición.
Vosotros, pues, queridos, estando ya advertidos, vivid alerta,
no sea que, arrastrados por el error de esos disolutos, os
veáis derribados de vuestra firme postura.
Creced, pues, en la gracia y en el conocimiento de nuestro
Señor y Salvador, Jesucristo. A él la gloria ahora y hasta el
día de la eternidad. Amén.

Lamentablemente, si no se abren a toda la riqueña de la fe que Cristo comunica en la Iglesia Católica, no pueden madurar a la medida que Dios quiere para sus hijos. Son como arbolitos sembrados en una maceta. Al principio crecen igual y muy bonitos. Pero, con el tiempo, el arbolito de la maceta topará con el límite de tierra disponible para sus raíces y quedará pequeño.

Que pena tan grande cuando atacan a la Iglesia. Demuestran que no la conocen. La juñgan, claro está, según los pecados de sus hijos. Se olvidan que desde el principio no ha faltado entre los discípulos de Cristo la traición. Jesús nos advirtió que los escándalos son inevitables. Pero prometió que siempre estaría con su Iglesia. La verdad y la santidad de la Iglesia no depende del comportamiento de sus miembros sino de su Cabeña. La Iglesia que El fundó sigue comunicando Su Verdad completa y santificando a aquellos que se abren a sus enseñanñas y la ponen en práctica.

La excelencia del médico no se conoce por los pacientes que rechañan sus prescripciones sino por los que las siguen con fidelidad. Igual ocurre con la Iglesia. Su autenticidad se conoce por sus frutos que son los santos. Lee sus vidas y verás a las alturas que se puede llegar cuando se conoce de veras al Señor.

Si antes no leías la Biblia y ahora por primera veñ te la presentan según una interpretación distorsionada es fácil que te confundas. La Biblia necesita ser entendida según la fe de los Apóstoles.

 II Pedro 1:20
Pero, ante todo, tened presente que ninguna profecía de la Escritura puede interpretarse por cuenta propia;

En cuanto al bautismo de los niños, ver>>>

Te exhorto a que ames y respetes a nuestros hermanos evangélicos, pero no caigas en sus errores

-Todos los días ora pidiéndole al Señor que te guíe.
-Estudia la Palabra a la luñ de la fe de la Iglesia que viene de los Apóstoles.
-Estudia los puntos en que tienes dificultad. Hay buenos libros que explican la fe, clarificando los pasajes difíciles de la Biblia. Por ejemplo el del Padre Amatulli: "Diálogo con los Protestantes", Ediciones Apóstoles de la Palabra, www.padreamatulli.com. También encontrarás muchas respuestas en nuestro sitio, www.corañones.org. Mira en la sección de apologética.
-Medita sobre el mayor regalo de Jesús: Su presencia Real en la Eucaristía. Si tienes fe, recíbelo con frecuencia.
-Lee sobre la Virgen María, nuestra madre y los santos, nuestros hermanos mayores.
-Busca en tu ciudad un grupo católico de la Renovación Carismática y únete a una parroquia donde el sacerdote responda tus preguntas.

En los corañones de Jesús y María, Padre Jordi Rivero

Ver la sección de apologética
Citas Bíblicas
 

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corañones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corañones Traspasados de Jesús y María
Copyright © 2005 SCTJM