ALCOHOLISMO
Padre Jordi Rivero

Ver también: adicción | Matt Talbot: de alcohólico a venerable | Ministerio "Nueva Vida
Documentos: Toxicodependencia y Fmla., Pontificio consejo para la Familia.
Libro recomendado: "When Someone you Love Drinks Too Much", William F. Kraft, PhD. Servant Publications, Ann Arbor, Michigan

Alcoholismo: El consumo habitual excesivo de bebidas alcohólicas. Es un hábito que progresivamente toma control de la persona. Con el tiempo produce inestabilidad psíquica y causa cambios psicológicos. Uno de sus efectos es el debilitamiento de la voluntad, por lo que se hace difícil romper el hábito. Frecuentemente el alcohólico no reconoce su condición y piensa que los verdaderos alcohólicos son los que aun beben mas que el. Aceptar la realidad de su condición es el primer paso para la curación. 

El alcoholismo es un grave problema social cuyos daños a personas, familias y a la sociedad en general es incalculable. Para curarse, el alcohólico necesita reconocer que necesita ayuda e incorporarse en un programa. Uno de los mas famosos es Alcohólicos Anónimos. La ayuda mas efectiva es la de los ministerios católicos de apoyo al adicto. En ellos se encuentra el apoyo de la fraternidad cristiana y se reconoce que la curación completa es obra de Jesucristo quien ha de tomar el lugar central en la vida. Uno de estos ministerios es "Nueva Vida". 

Al toxicodependiente, carente fundamentalmente de amor, hay que hacer conocer y experimentar el amor de Cristo Jesús. En medio de una desazón atormentada, en el vacío profundo de la propia existencia, el itinerario hacia la esperanza pasa por el renacer de un ideal auténtico de vida. Todo esto se manifiesta plenamente en el misterio de la revelación del Señor Jesús. Quien toma sustancias estupefacientes debe saber que, con la gracia de Dios, es capaz de abrirse a quien es "el camino, la verdad y la vida" (Jn. 14, 6).  -Toxicodependencia y Fmla., Pontificio consejo para la Familia.

UNA HIJA:

Fui a la fiesta y me acordé que me dijiste que no bebiera alcohol.
Por eso, bebí una Sprite. Sentí orgullo de mí misma, tal como me dijiste
que sentiría. Me dijiste que no debería beber y conducir,
al contrario de lo que algunos amigos me dijeron.

Al final de la fiesta los borrachos se fueron conduciendo.
Fui hasta mi auto con la certeza de que volvería a casa en paz.
Pero no fue así. Alguien se llevó la luz y ahora estoy tirada en la calle.
Oigo a un policía decir: "El chico que provocó este accidente
iba borracho".

Mamá, Ahora puedo oír a los médicos decir: "Esta chica va a
morir".  ¿Por qué las personas se emborrachan mamá?
¿Como es que no saben que van a causar tanto daño?

El dolor me está cortando como un centenar de
cuchillos afilados. Dile a mí hermana que no llore;
dile a papá que sea fuerte. Cuando vaya al cielo,
estaré velando por todos ustedes.

¿Bebidas en la Iglesia?
Padre Jordi:
Recientemente entré a formar parte del comité para la construcción de nuestra iglesia y estamos reuniendo fondos haciendo bailes donde se vende cerveza. Algunos hermanos me han dicho que eso porque da mal testimonio. ¿Que piensa usted?


Estimado Amigo:

La Iglesia enseña que la tóxico dependencia es un mal moral pero no condena el uso moderado de bebidas alcohólicas. Esta distinción es vital. El mismo Señor utilizó el vino para convertirlo en Su Preciosa Sangre y San Pablo recomienda a Timoteo: "No bebas ya agua sola. Toma un poco de vino a causa de tu estómago y de tus frecuentes indisposiciones". - I Timoteo 5,23. Pero el mismo Pablo advierte sobre el alcoholismo:
"También los diáconos deben ser dignos, sin doblez, no dados a beber mucho vino ni a negocios sucios"- I Timoteo 3,8.

En cuanto a la venta de bebida en la Iglesia, no hay una ley específica. Se debe usar discernimiento. En nuestra parroquia no permitimos el alcohol en reuniones abiertas a toda la comunitaria, teniendo en cuenta el posible daño a quienes están luchando contra el alcoholismo. Queremos que ellos se sientan en su iglesia amados y apoyados en su lucha. En caso de permitirse el alcohol, me parece que deberían haber regulaciones para evitar excesos.

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María.
Copyright © 2001 SCTJM