Canon de las Sagradas Escrituras

Canon, del Griego: "Kanon" = La norma.

Ver también: Desarrollo del Canon de la Sagrada Escritura: Diferencia entre el canon católico y el protestante.


"Canon" es la lista establecida por la autoridad de la Iglesia, de los Libros Sagrados considerados como Revelación Divina.  Estos libros en su conjunto se llaman Las Sagradas Escrituras o La Biblia. Ver lista completa

El Canon garantiza cuales son los Libros Sagrados y cuales son los apócrifos o dudosos.

Sólo la autoridad pública, infalible y universal de la Iglesia pudo inscribir los libros en el canon (que ya está cerrado).  Es la Iglesia (no los libros) quién da la regla para saber cuales son incluidos. La Iglesia es por tanto la autoridad que nos da la Biblia y la discierne por la gracia a ella otorgada por el Espíritu Santo.

El nombre de "canon" fue utilizado para las Sagradas Escrituras por primera vez por San Atanasio en sus Decretos del Sínodo de Nicea (350a.).

Los judíos no empleaban la palabra canon pero si catalogaron los Libros Santos. La primera lista completa de libros bíblicos con sus autores, compuesta durante el Antiguo Testamento, aparece en el Talmud Babilónico.

La Septuagésima es la traducción griega de Libros Sagrados del A.T. Esta lista contenía libros adicionales (libros mas recientes y originalmente escritos en griego llamados por algunos deuterocanónicos) y los organizó en forma diferente. Esta traducción comenzó con el Pentateuco en el siglo III a.C.

En los primeros años del cristianismo no existía un canon fijo. Las polémicas con los herejes, particularmente con Marción, que rechazaban libros generalmente reconocidos por los Padres, hizo que la Iglesia definiera con autoridad la lista de los libros sagrados (el Canon). La controversia sobre que libros son canónicos fue larga, extendiéndose hasta el siglo IV y aun mas tarde.

La Iglesia reconoció como canónicos todos los libros del Antiguo Testamento según la tradición de la traducción griega de la Septuagésima. Estos libros eran generalmente reconocidos como Sagrados por los judíos y por los cristianos del primer siglo. Esta es la traducción a que hacen referencia los autores del Nuevo Testamento.

El canon del Nuevo Testamento se definió en el siglo IV tras un largo proceso de discernimiento. El mismo nombre de "Nuevo Testamento" no se usó hasta el siglo II. Uno de los criterios para aceptar o no los libros fue que tuviese como autor a un apóstol; su uso, especialmente en la liturgia en las Iglesias Apostólicas y la conformidad con la fe de la Iglesia. Fue bajo estos criterios que algunos evangelios atribuidos a los Apóstoles (ej. Ev de Tomás, Ev. de Pedro) fueron rechazados.  El evangelio de San Juan y el Apocalipsis se consideraron por largo tiempo como dudosos por el atractivo que tenían con grupos sectarios y milenaristas. 

A la Biblia Protestante le faltan siete libros del Antiguo Testamento porque Lutero los quitó en el siglo XVI a pesar de que toda la cristiandad desde el tiempo de Jesús hasta el los reconocían como parte de las Sagradas Escrituras. Ahora algunos Protestantes le llaman a esos libros "Deuterocanónicos" >>>

La Iglesia católica, en el Concilio de Trento (1545-63), confirmó el canon de siempre, con 46 escritos en el Antiguo Testamento y 27 en el Nuevo Testamento.

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org


Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María.
Copyright © 1999 SCTJM