Una Procesión en la catacumba de Calixto
 

Las Catacumbas de Roma
Padre Jordi Rivero, 04-09-08
Ver también: Imágenes de las catacumbas
Enlace:
Catacumbas. 

El mantenimiento y administración de todas las catacumbas cristianas en Roma está bajo la Comisión Pontificia de Arqueología Sacra.
Via Napoleone III 1, Roma.  pcomm.arch@arcsacra.va.
Las catacumbas son una red galerías subterráneas construidas principalmente en Roma, primero por hebreos y después por cristianos, para enterrar a sus muertos.

Los hebreos mantuvieron la costumbre como en Palestina de poner a sus muertos un espacio escavado en la roca. En Roma adaptaron esa costumbre construyendo catacumbas antes de la era cristiana. Se conocen dos catacumbas judías en Roma.

En el primer siglo los cristianos no tenían cementerios propios. San Pedro y San Pablo fueron enterrados en cementerios comunes, S. Pedro en la necrópolis de la Colina Vaticana, S. Pablo en una necrópolis de la Vía Ostiense.  Los cristianos construyeron catacumbas a partir del segundo siglo. La  construcción de estas catacumbas se extendió hasta el siglo IV.

Los cristianos utilizaban las catacumbas para enterrar a sus muertos.
Los cristianos rechazaron la costumbre pagana de incinerar los cuerpos prefiriendo la inhumación por respeto al cuerpo que espera la resurrección y según la sepultura de Jesús
(en la actualidad la Iglesia permite la incineración pero sigue prefiriendo la inhumación >>>). Celebraban en ellas ritos funerales y aniversarios de los mártires y otros difuntos. Las catacumbas hacían posible enterrar un gran número de personas dentro de un terreno pequeño. De esta manera los pobres también tenían lugar de entierro junto con sus hermanos de fe. Además en las catacumbas los cuerpos estaban protegidos de actos sacrílegos y de robo.

Los paganos no construían catacumbas para enterrar a sus muertos sino que los incineraban y  depositaban sus cenizas en la tumba de su familia o sepulcro común (columbarium). Desde el tiempo de los Apóstoles hubieron conversiones de paganos al cristianismo. Algunos de estos conversos eran de la nobleza romana, como lo aseguran los historiadores paganos Tacitus, Suetonius, Dio Cassius y otros. Hay numerosos epitafios pertenecientes a tumbas de nobles romanos del primer siglo. Los nobles conversos tenían tumbas familiares y desde esos terrenos permitieron a sus nuevos hermanos en la fe construir catacumbas llamadas "koimenterion" o "coemeterium" (lugar de descanso).

La gran mayoría de las catacumbas de Roma, aproximadamente 50 catacumbas de diferentes tamaños y las mas extensas son cristianas. La mayoría están aprox. a media hora de camino a pié de las puertas de la ciudad junto a vías consulares afuera de la ciudad ya que los romanos no permitían cementerios en su interior. La cantidad de cristianos enterrados en ellas es desconocido pero es un número muy alto.

Debemos recordar la gran fe y el inmenso amor que los primeros cristianos demostraron hacia los difuntos. Respetaban el cuerpo por su fe en la resurrección. Ellos nos legaron un enorme testimonio.

¿Servían las catacumbas para evadir la persecución?
Durante las persecuciones pudieron utilizarlas como refugio en casos excepcionales para reuniones breves y para celebrar la Santa Misa. Hay varias razones por la que los cristianos no podían utilizar las catacumbas para evadir persecución: El gobierno romano ciertamente conocía la ubicación de las catacumbas y podía controlar los caminos de acceso. No era posible reunir en las catacumbas un grupo grande de personas por mucho tiempo por la falta de aire y por la descomposición de los cadáveres que hacía nocivo el poco aire existente. 

Aunque la costumbre romana respetaba todo lugar donde un cuerpo descansaba, los emperadores Decio y después Diocleciano promulgaron leyes declarando el terreno sobre las catacumbas propiedad del Estado, de manera que no se pudiera entrar en las catacumbas en la forma ordinaria. Pero los sucesores de esos emperadores abolieron esas leyes por considerarlas contrarias al espíritu del Estado Romano.

La fe y la vida de los primeros cristianos en el arte de las catacumbas
Se han descubierto en las catacumbas pinturas, epitafios y otras inscripciones que ofrecen numerosas pruebas no solo de los dogmas fundamentales de la Iglesia Católica sino también de sus prácticas. Esto es de gran importancia teniendo en cuenta que el arte y todas las inscripciones son de los primeros cuatro siglos del cristianismo, ya que después de la invasión de los godos (410) solo se enterraba en las catacumbas en casos muy aislados y pronto dejó completamente de enterrarse.  

Hay numerosas referencias a los dogmas de la fe católica y pasajes Bíblicos: La fe en un solo Dios y su Hijo Jesucristo; fe en Cristo resucitado y la resurrección de los muertos en El; Pertenencia a la Iglesia por el bautismo; El Buen Pastor llevando la oveja sobre sus hombros, el Orante que representa el alma de los fieles, Lázaro resucitando, la adoración de los magos. Hay también imágenes de María y los santos; la comunión de los fieles entre la iglesia en la tierra y el cielo, etc.  Imágenes>>

Es notable la importancia de la Eucaristía. El pan y el pescado, con que Jesús había alimentado a la multitud, son desde los primeros siglos signo de la Eucaristía.
-En la catacumba de Domitila un hombre y una mujer están recostados en un cojín, frente a ellos hay una pequeña mesa con panes y pescados; en la catacumba de Priscila el que preside frente a la mesa parte los panes. Junto al pan esta la copa de vino y pescados. Los cestos en ambos lados contienen pan y pescado para significar la multiplicación milagrosa. .
-En la catacumba de Calixto hay una pintura de un gran pez. Encima hay un cesto con pan. El cesto tiene una apertura cuadrada en frente por la que se ve un vaso con vino rojo.
-La misma catacumba tiene capillas con diferentes representaciones de la Eucaristía en combinación con imágenes del bautismo, la resurrección de Lázaro, etc. Hay una mesa con pan y pescado y al lado está Cristo bendiciendo los alimentos. En el otro lado hay un orante, símbolo del alma que recibe el alimento para el cielo.

Además hay muchas muestras de que el cristianismo produjo un cambio en las relaciones sociales.
-Esclavitud: Mientras que en cementerios paganos hay numerosas inscripciones referentes a "siervo" (esclavo), estas son casi inexistentes en las catacumbas. En su lugar aparece "alumnus".
-Numerosas referencias a la castidad antes del matrimonio (virginius, virginia), al amor fiel entre padres e hijos, la virtud de los viudos y viudas.
-Inscripciones referentes a obispos, sacerdotes y diáconos.
-Hay inscripciones del siglo IV referentes a la virginidad dedicada a Dios (virgo Deo dicata, famula Dei)

Otros símbolos cristianos encontrados en la catacumbas

Anclas, palmas, palomas con rama de oliva: símbolos de esperanza, victoria y paz eterna.

pezEl Pez:  En el siglo II la Iglesia tomó las cinco letras de la palabra "pez": ICHTHYS, como símbolo de la frase: "IESOUS CHRISTOS THEOU YIOS SOTER" (Jesús Cristo, Hijo de Dios y Salvador). Desde el siglo III los cristianos representaron el pez como símbolo de Cristo.

Una ilustración encontrada en las catacumbas en una pieza de vidrio tiene la imagen de Moisés golpeando la roca en el desierto y agua surtiendo de ella. Es notable la inscripción junto a dicha imagen: "Petrus", prueba de que los primeros cristianos veían en líder de los Israelitas un prototipo de Pedro líder de la Iglesia que hace surtir la fuente de la gracia. Otra imagen de Moisés con las tablas de la ley que aplicadas a Pedro representan su autoridad como mediador de la verdad de salvación.

Ampollas encontradas en las tumbas han sido causa de controversia. Por mucho tiempo se creyó que contenían sangre de los mártires. En la actualidad los expertos piensan que las ampollas contenían esencias y su propósito era contrarrestar el olor de los cuerpos en descomposición.

Desde Constantino
Después que el emperador Constantino concedió libertad a la Iglesia los cristianos construyeron algunos cementerios en la superficie. Pero las catacumbas no cayeron en desuso porque se visitaba con gran piedad las tumbas de los mártires. Las adornaban con mármoles, inscripciones y pinturas. Las entradas fueron ensanchadas para facilitar el acceso. Muchos deseaban ser enterrados cerca de los mártires. 

Los godos invadieron a Roma en 410 y devastaron la ciudad y su contorno. Esta desgracia puso fin al enterramiento en las catacumbas. En los siglos siguientes los godos, vándalos y lombardos devastaron a Roma; plagas y pestilencia la despoblaron.  Las iglesias cayeron en el abandono.

El Papa Pablo I (757-67) comenzó a transferir los restos de los mártires de las catacumbas a las iglesias de la ciudad. Pascual I (817-24) y León IV (847-55) continuaron el trabajo. Las catacumbas perdieron las reliquias de los mártires que era su principal atractivo, de manera que para el siglo XII había caído en el completo olvido.

Descubrimientos
En 1578 se descubrió accidentalmente una catacumba en la Vía Salaria. Pero no fue hasta la publicación de "Roma Sotteranea" en 1632, después de la muerte del autor, Antonio Bosio, que las catacumbas recibieron atención. Mas tarde, el trabajo arqueológico de Giovanni Battista de Rossi en las catacumbas logró una gran difusión. Entre sus libros: "Roma Sotterranea", en tres volúmenes; "Inscriptiones christianae", en dos volúmenes y otras. Los trabajos arqueológicos continúan bajo la tutela de la Iglesia.

Se han descubierto las tumbas de mártires mencionados en las antiguas martirologías y el "Liber pontificalis", como también algunos conocidos anteriormente solo por relatos legendarios.

Descripción de las catacumbas
Generalmente en la entrada hay una escalera que baja a una profundidad de 33 pies o mas.
Desde ese punto hay acceso a galerías estrechas de unos 10 o 13 pies de altura. Las galerías principales se ramifican en otras galerías o pasajes. La extensión total de galerías es incalculable. En una catacumba pueden haber varios niveles cada uno con su propia red de galerías. La Catacumba de S. Sebastían, por ejemplo, tiene cuatro niveles.

En las paredes de los pasillos y a veces también en el piso, hay cámaras (cubicula) para los enterramientos. El cadáver es envuelto en tela, sin sarcófago, puesto en el lugar escavado a la medida y tapado con una lápida de mármol o lozas grandes. El "arcosolium" es una tumba especial de mayor tamaño.

Algunas catacumbas: 
-En Via Ardeatina, la catacumba de Domitila, sobrina del emperador Domiciano
-En la Via Salaria, la catacumba de Priscila, quien posiblemente fue la esposa del consul Acilius Glabrio
-En la Via Appia, la catacumba de
San Calixto (Via Appia Antica 126, 00179) y  Lucina, miembro de la familia de Pomponia
-En la Via Ostiense, la catacumba de Comodilla, conectada con la tumba de San Pablo.

-Las catacumbas de Prætextatus, Hermes, Santa Agnes, San Lorenzo, Valentín, Pedro y Marcelino.

Hay algunas catacumbas también fuera de Roma. Italia: En Chiusi, la catacumba de Sta. Mustiola, en Bolsena la de Sta. Cristina, en Nápoles la de S. Jenaro, en Sicilia hay varias. También en la isla de Malta, en Cerdeña y cerca de Hadrumetum en el Norte de Africa. 

Por que no construyeron catacumbas en el área del Vaticano.
Es muy posible que los cristianos de los primeros siglos hubiesen querido cavar una catacumba en la colina del Vaticano ya que es allí donde están los restos de San Pedro. Pero no era posible porque el suelo no lo permite por no ser de formación volcánica. Los fieles que deseaban estar cerca de la tumba de Pedro fueron allí enterrados cerca de la superficie.

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Copyright © 2006 SCTJM