Ser católico es ser plenamente cristiano
Padre Jordi Rivero, 4 marzo, 2006

Ver también: Iglesia Católica | Católico | Cristianismo

Cristianos son todos los que creen en Jesucristo, verdadero Dios y hombre. Ser cristiano es un don que se recibe en el bautismo impartido con agua en nombre de la Trinidad (Cf. Mt 28, 20).  Cristianos son los católicos, ortodoxos, protestantes y evangélicos  y otros que creen en la Trinidad. ¡Somos todos hermanos!

Ser católico es creer en la plenitud de la fe cristiana
Hoy hace falta recordarlo porque hay quienes no reconocen a los católicos como cristianos. Quieren apropiarse del título "cristiano" sólo para ellos. Crean así falsamente una mutua exclusión entre ser "cristiano" y ser "católico". Dicen, por ejemplo: "Yo era católico pero ahora soy cristiano". Preguntan: "¿Eres cristiano o católico?". Los católicos debemos cuidarnos de no caer en la trampa. Podemos responder: "Soy cristiano y por eso soy tu hermano en Cristo; soy  también católico porque creo en toda la fe cristiana". Si bien los católicos reconocemos que nuestros hermanos bautizados de otras iglesias son cristianos no por eso renunciamos a nuestra propia identidad cristiana.
San Agustín, siglo IV: Los de fuera, lo quieran o no, son hermanos nuestros.

Desde el primer siglo
Los escritos de los Padres de la Iglesia demuestran que, desde los primeros siglos, los cristianos que estaban unidos a la Iglesia fundada por Cristo eran llamados Católicos. Estos reconocían la plenitud de las doctrinas Apostólicas.

Un ejemplo: San Ignacio de Antioquía, obispo, fue discípulo directo de San Pablo y San Juan. Era ciertamente cristiano y católico.

Nadie puede dudar que San Ignacio era cristiano: "Lo único que para mí habéis de pedir es fuerza, tanto interior como exterior, a fin de que no sólo hable, sino que esté también decidido; para que no sólo, digo, me llame cristiano, sino que me muestre como tal. Porque si me muestro cristiano, tendré también derecho a llamarme así, y entonces seré de verdad fiel a Cristo" (Carta a los Romanos, III, 2).
Nadie puede dudar que San Ignacio era católico
pues
sus enseñanzas ampliamente lo demuestran.

(Otros testimonios) 

No es suficiente llamarse cristiano. Tampoco es suficiente llamarse católico.
Hay que serlo y por lo tanto vivirlo. 
(moral vs. moralismo)
-
De nada vale decir que aceptamos a Cristo como Señor y Salvador si no vivimos consecuentemente.
-De nada vale ser bautizado si después rompemos con Dios por el pecado y no nos arrepentimos.

 Jesús dijo: "El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama" Juan 14,21.
 San Juan: "Quien dice: «Yo le conozco» y no guarda sus mandamientos es un mentiroso y la verdad no está en él." -I Juan 2,4.

Cada cual es responsable del don recibido. Hay cristianos que sin culpa desconocen algunas verdades (eucaristía, confesión, etc.) Pero quien desprecia las doctrinas que conoce se hace culpable. El cristiano debe esforzarse por conocer la doctrina verdadera y completa (ortodoxia) y practicarla (ortopraxis). 

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María