DEVOCIÓN
Padre Jordi Rivero

Ver también:
Veneración
Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia. Congr. para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos
 

Etim: Latín devotio

Devoción es la disposición de la voluntad para cumplir con prontitud lo propio de una relación.  Por ejemplo, un hombre devoto a su esposa.  La devoción expresa la alianza de amor: afecto, cuidado, atención.

Nuestra devoción suprema es hacia Dios. La devoción a Dios es la disposición de la voluntad para hacer con prontitud lo referente al culto y el servicio a Dios. Esencial para la devoción es la disponibilidad para hacer cualquier cosa que honre a Dios, sea en público o en privado, sea oración o sea servicio. A la persona que tenga esta disposición se le llama "devota". La raíz de la auténtica devoción es un gran amor por Dios.

Dios instituyó en su Iglesia diversos miembros. Entre ellos los más insignes, después de la Cabeza que es Cristo, son María Santísima, los Apóstoles, mártires y santos. La Iglesia manifiesta devoción a estos miembros gloriosos de la familia de Dios. Esta devoción NO es lo mismo que "adoración" la cual sólo se rinde a Dios.

Las "devociones" o "devociones populares" son prácticas de piedad por las que se expresa la devoción. 

El cuerpo y el alma del hombre se interrelacionan. Expresamos sensiblemente nuestro amor por medio de las devociones. Estas a su vez enriquecen el alma. En las Sagradas Escrituras descubrimos la importancia del corazón para la relación con Dios. El corazón denota la interioridad de la persona humana: memoria, entendimiento, afectividad y voluntad. Igual que en la familia se expresa el amor con besos, comidas juntos y otras expresiones, el amor a Dios, a María y a los santos también tiene expresión en las devociones. 

Doctrina y devoción: Una buena relación con Dios requiere doctrina y devoción. La doctrina contiene las verdades reveladas por Dios. La devoción expresa con afectos esas verdades que creemos. Por lo tanto, la devoción sana nace de una fe bien fundamentada en la doctrina sólida.

Hay infinidad de devociones. Nadie puede practicar todas las devociones existentes. Más bien cada fiel practica algunas según libremente escoja. Unas son particulares de una persona, otras son regionales, mientras que otras son conocidas universalmente por todos los católicos. Unas son populares en la actualidad y otras han pasado al olvido.

Las devociones más conocidas en la Iglesia tienen algún reconocimiento oficial que garantiza su solidez teológica. Hay devociones que gozan de la recomendación de los papas. Entre ellas resalta el santo rosario. La recomendación de la Iglesia de una devoción indica que, aunque no es requisito para salvarse, sí ofrece una gran ayuda para alimentar la fe. Considero que cuando los papas exhortan a desarrollar alguna devoción, como es el caso con la devoción al Sagrado Corazón y al rezo del rosario, es una inspiración del Espíritu Santo para nuestro bien. Por otra parte se debe evitar "aferrarse a modos imperfectos o equivocados de devoción, que alejan de la genuina revelación bíblica y chocan con la economía sacramental"1

Es interesante que muchas de las devociones mas populares comenzaron en comunidades religiosas: la medalla de San Benito (benedictinos); el rosario (dominicos); el escapulario (el primero es de los carmelitas y después surgieron otros, como el escapulario verde); la medalla Milagrosa (Santa Catalina Labouré), la coronilla de la Misericordia (Santa Faustina), etc. 

La devoción a las estaciones de la cruz es una forma de hacer una peregrinación espiritual a Tierra Santa y unirnos a Jesús en su camino al Calvario. Las iglesias católicas suelen tener estas estaciones representadas y se rezan especialmente durante la cuaresma.

Entre las devociones inspiradas por apariciones y que llaman a la conversión están los nueve primeros viernes en honor al Sagrado Corazón y los cinco primeros sábados en honor al Inmaculado Corazón de María.

Otra forma de devoción es la consagración de un tiempo, por ejemplo el mes de marzo a San José, mayo a la Virgen María, el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús, octubre a los ángeles custodios, etc.

Notas
1 Directorio Sobre la Piedad Popular y la Liturgia. Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos #1


De nuestro correo

Devoción a María
¿Donde en la Biblia manda a tener devoción a María?
Respuesta:
La Iglesia tiene buen fundamento bíblico cuando promueve la devoción a María.

1-
El Cuarto Mandamiento exige honrar padre y madre. Jesús siempre honró a Dios, su Padre y a María, su madre.
En la cruz Jesús entregó a María como madre al discípulo amado.
Luego dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa. Juan 19,27


Virgen con el niño, catacumba de Sta Priscila
Primera mitad del siglo III.
Imágenes

Los cristianos desde los primeros siglos comprendieron que el discípulo amado nos representa a todos y llevaron a María a sus casas y a sus lugares de oración. ¿Cómo lo sé? Leyendo a los padres de la Iglesia y mirando las hermosas imágenes de la Virgen María que los primeros cristianos pintaron en la catacumbas (imagen, derecha).

Yo te pregunto: ¿Llevas tú a María a tu casa y la tienes como madre tal como pidió Jesús?
2- En la Biblia leemos:
"Porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada" Lucas 1,48

Pregunta: ¿quiénes cumplen esa profecía? ¿quiénes rezan “bendita tu eres entre todas las mujeres…”?

De la Biblia aprendemos también:
3- Jesús es nuestro hermano mayor ya que somos hijos de su Padre. Si somos sus hermanos también su madre es nuestra madre y la honramos como El la honró.
4- La Biblia nos enseña el valor de los vínculos de familia. Un hijo se siente honrado cuando se honra a su madre. Igualmente se siente ofendido cuando a su madre se la desprecia.
Comprendo que en tu iglesia interpretan diferente la Biblia y ése es el problema. Se debe interpretar la Biblia como la Iglesia la interpreta desde el principio ya que el Espíritu Santo no se contradice. 

En los corazones de Jesús y María, Padre Jordi Rivero
siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Copyright © 2001 SCTJM