Información recopilada por SCTJM

 

La Acción Católica es una asociación internacional de laicos de la Iglesia Católica, en la que sus miembros llevan a cabo acciones en común: comparten un mismo carisma, se apoyan mutuamente, se forman para el apostolado, organizan la actividad apostólica y tienen responsabilidad en su funcionamiento. En general tienen su punto de agregación y referencia en la parroquia. Los orígenes de La Acción Católica se remontan al 1867, a la Sociedad de la Juventud Católica Italiana, aprobada al año siguiente por Pío IX. En su configuración actual fue establecida por el Papa Pío XI (1922-1939). S.S. Pablo VI la llamó "camino de santidad".

- La naturaleza eclesial de las Asociaciones identificadas como Acción Católica está constituida por cuatro notas formuladas en el Decreto Conciliar Apostolicam Actuositatem No. 20. Las mismas deben darse simultáneamente, ya que una institución laical no se puede configurar como Acción Católica si no cumpliere con alguna de ellas. De forma concisa podemos decir: -Tiene como fin el mismo fin que la Iglesia: la evangelización: "El fin inmediato de estas organizaciones es el fin apostólico de la Iglesia, es decir que está en el orden de la evangelización y la santificación de los hombres, y de la formación cristiana de su conciencia, de suerte que puedan saturar del Espíritu del Evangelio las diversas comunidades y los diversos ambientes." (AA. 20 a)

-Los seglares dirigen, elaboran y desarrollan el trabajo de esta asociación "Los laicos, cooperando según su condición, con la Jerarquía, ofrecen su experiencia y asumen su responsabilidad en la dirección de estas organizaciones, en el examen diligente de las condiciones en que ha de ejercerse la acción pastoral de la Iglesia y en la elaboración y desarrollo del método de acción"(AA 20 b).

-Los seglares trabajan de forma organizada, a la manera de un cuerpo orgánico. "Los laicos trabajan unidos a la manera de un cuerpo orgánico de forma que se manifieste mejor la comunión de la Iglesia y resulte más eficaz el apostolado." (AA. 20 c.)

Decía SS Paulo VI: "Un principio constitutivo de la Acción Católica es la organización. Ella es un apostolado organizado y es bien sabido que esto la define. Se puede hace el bien de muchas maneras, pero en la Acción Católica ésta es la forma característica de hacer el bien, que reclama una disciplina, que distingue grados. Esta organización va coordinada con otra organización, la de la Jerarquía de la Iglesia. Esto aumenta los deberes, la eficacia, el contenido eclesial y los méritos. Sabemos que este aspecto característico no gusta a muchos y que una valoración prevalente de este aspecto sobre el espiritual puede pesar sobre la Acción Católica. Pero también sabemos del mérito de la organización; mérito de eficiencia, de obediencia, de amistad y de caridad del apostolado que forma instrumentos para el apostolado." (30/3/1966)

-Se trabaja unidos estrechamente a los pastores. "Bajo la dirección superior de la Jerarquía": "Los laicos, ofreciéndose espontáneamente e invitados a la acción y directa cooperación con el apostolado jerárquico, trabajan bajo la dirección superior de la Jerarquía, que puede sancionar esta cooperación incluso por un mandato explícito." (AA. 20 d)

Paulo VI decía: "es la relación más intensa de comunión eclesial". Ello trae aparejado una responsabilidad de ambas partes: la Asociación no debe sentirse privilegiada porque ello atentaría contra la comunión; a su vez la Jerarquía no puede desentenderse de la Institución, sino más bien promoverla, desarrollarla y fortalecerla porque debería ser pieza clave en su programa pastoral de promover la vitalidad apostólica de todo el laicado.

Vea: Foro Internacional de la Acción Católica>>>

 

 

 

 

 

 

SCTJM
Regreso a la página principal

www.corazones.org
Esta página es obra de Las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Copyright © 2013 SCTJM