Información recopilada por SCTJM

 

Ambón proviene de la palabra latina ambo, -ōnis, y esta a su vez de la palabra griega ἄμβων, que significa "elevado", es una construcción pequeña que puede tener diferente altura y que se utiliza en las funciones litúrgicas para leer, cantar o predicar. El ambón puede tener la forma de atril o de púlpito, pero no debe confundirse con él.

Es el heredero de la "tribuna de madera levantada al efecto,en que el escriba Esdras "en la plaza de la puerta del agua" leyó el libro de la ley. Esdras abrió el libro a la vista de todo el pueblo, porque dominaba a toda la multitud" (Neh 8,4-5).

El ambón es un "lugar" -no un "mueble"- reservado para el anuncio de la Palabra de Dios. El ambón es la "Mesa de la Palabra" desde él se proclama la Palabra de Dios y se anuncia la resurrección de Cristo.

El OGMR nos dice acerca del ambón: “La dignidad de la Palabra de Dios exige que en la iglesia haya un lugar adecuado desde donde se la anuncie, y hacia el cual converja espontáneamente la atención de los fieles durante la liturgia de la Palabra. Conviene que en general este lugar sea un ambón fijo y no un simple atril movible. El ambón, según la estructura de cada iglesia, debe estar dispuesto de tal manera que los ministros ordenados y los lectores puedan ser cómodamente vistos y oídos por los fieles. Desde el ambón se proclaman únicamente las lecturas, el salmo responsorial y el pregón pascual; también desde él pueden hacerse la homilía y las intenciones de la oración universal. La dignidad del ambón exige que sólo suba a él un ministro de la Palabra.”

El Papa Benedicto XVI en su exhortación apostólica Verbum Domini, nº 68 nos recuerda: Se debe prestar una atención especial al ambón como lugar litúrgico desde el que se proclama la Palabra de Dios. Ha de colocarse en un sitio bien visible, y al que se dirija espontáneamente la atención de los fieles durante la liturgia de la Palabra. Conviene que sea fijo, como elemento escultórico en armonía estética con el altar, de manera que represente visualmente el sentido teológico de la doble mesa de la Palabra y de la Eucaristía. Desde el ambón se proclaman las lecturas, el salmo responsorial y el pregón pascual; pueden hacerse también desde él la homilía y las intenciones de la oración universal.

Links de interés:

* Cristianismo y arquitectura. El ambón.

 

Google
 

SCTJM
Regreso a la página principal
www.corazones.org


Esta página es obra de Las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Copyright © 2013 SCTJM