LA CURIA ROMANA

Las oficinas administrativas y judiciales al servicio del Papa en su misión como pastor supremo de la Iglesia. Desde el Concilio Vaticano II han habido grandes cambios en la estructura de la Curia Romana. Algunas oficinas se han consolidado, otras se han suprimido mientras que otras han sido establecidas.  

"En el ejercicio supremo, pleno e inmediato de su poder sobre toda la Iglesia, el Romano Pontífice se sirve de los dicasterios de la Curia Romana, que, en consecuencia, realizan su labor en su nombre y bajo su autoridad, para bien de las Iglesias y servicio de los sagrados pastores." CHRISTUS DOMINUS, 9

Con frecuencia el Papa enseña con la ayuda de las Congregaciones de la Curia. Las declaraciones publicadas estas Congregaciones no pretenden enseñar doctrinas nuevas sino reafirmar o sintetizar la doctrina de la fe católica definida o enseñada en anteriores documentos del Magisterio de la Iglesia, indicando su recta interpretación frente a los errores y ambigüedades doctrinales actuales. Un documento doctrinal de una Congregación de la Curia es formalmente promulgado cuando es expresamente aprobado por el Sumo Pontífice y por lo tanto tiene naturaleza magisterial universal porque lleva la autoridad del mismo Papa. 

Las principales congregaciones de la Curia normalmente son precedidas por un cardenal que responde directamente al Papa.

Ver también:
niveles del magisterio

Congregación para la Doctrina de la Fe

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Copyright © 1997 SCTJM