DROGAS

El uso de las mismas, fuera de las prescripciones estrictamente terapéuticas, es una falta grave. Su producción clandestina y su tráfico son prácticas contrarias a la ley moral por el daño que causan. El uso de la droga inflige muy graves daños a la salud y a la vida humana. Fuera de los casos en que se recurre a ello por prescripciones estrictamente terapéuticas, es una falta grave. La producción clandestina y el tráfico de drogas son prácticas escandalosas; constituyen una cooperación directa, porque incitan a ellas, a prácticas gravemente contrarias a la ley moral (Catecismo I.C: 2291)

Ver también: Adicción

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María.
Copyright © 2001 SCTJM