ERMITAÑO
(eremita)
(Etim. Latín ermita, del Griego eremites, quién vive en el desierto.)

Quien vive en soledad para dedicarse a la oración y meditación.

Los ermitaños ya se conocían en los tiempos del Antiguo Testamento. Entre ellos está el Profeta Elías. San Juan el Bautista se preparó para su misión como ermitaño en el desierto.  En la Iglesia primitiva los ermitaños se hicieron numerosos primero en Egipto y en el Asia Menor, pero rápidamente se esparcieron hacia el Occidente donde eventualmente edificaron monasterios que combinaban la vida ermitaña con la vida cenobítica.  En el siglo XII habían ermitaños en el Monte Carmelo donde lo había sido el Profeta Elías.

En la actualidad la Iglesia cuenta con comunidades monásticas que hacen provisión para que algunos de sus miembros puedan, con permiso del superior, hacer vida de ermitaño. Además existe la posibilidad de vivir la vida eremítica sin pertenecer a ninguna comunidad, siempre que esté sometido a la autoridad directa del obispo (Cf. Código de Derecho Canónico #603. 

Ver:
Regolaeremitica.cjb.net
San Charbel


Regreso a la página principal
www.corazones.org


Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María.
Copyright © 1999 SCTJM