Ex Opere Operato

Latín; literalmente: “del trabajo que se realiza". Se refiere a la manera en que la gracia es conferida  por la valida administración y digna recepción de un sacramento. El término fue definido en el Concilio de Trento en 1547.

El término ex opere operato comprende varios conceptos.   (basado en que los sacramentos son signos externos, instituidos por Jesucristo para comunicar la gracia):

1 -En los sacramentos, es Cristo quien siempre actúa por medio de la Iglesia.
2 -Los sacramentos no son magia. Son mas bien el poder activo de Cristo y del Espíritu Santo obrando en la Iglesia. Gracia es conferida en los sacramentos, por lo que se perciben frutos y beneficios.
3 -Siendo Cristo el agente principal de los sacramentos, un sacramento no puede dejar de comunicar la gracia prometida por Cristo siempre que se administre validamente.
4 -El sacramento no es solo una "señal" de que la gracia ha sido conferida; mas bien, la misma administración del rito sacramental confiere la gracia.
5 -El sacramento no solo un despertar de la gracia que ya está en la persona, ni es una mera preparación para recibir gracia; mas bien el sacramento confiere gracia.
6 -La comunicación de la gracia no depende de la santidad ni de los méritos del ministro. La gracia es conferida en el sacramento que se celebra con validez, aunque el sacerdote esté en pecado mortal.
7 -Quien recibe el sacramento recibe las gracias del mismo mientras no ponga obstáculos a ellas (cf. CCC 1128). Cuanto mas dispuesto, mas frutos producirán las gracias.
8 -Los ritos o rituales de la Iglesia deben ser acatados como ella exige. 

Ver: ¿La consagración en la Eucaristía depende del sacerdote?

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a página principal
www.corazones.org


Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María.
Copyright © 1999 SCTJM