.

la muerte cerebral

Ver:
Aclaración vaticana sobre la muerte cerebral, 4, Sept, 08
Muerte

La posición de la Santa Sede puede consultarse en el discurso que pronunció Juan Pablo II el 29 de agosto de 2000.

Juan Pablo II: "se puede afirmar que el reciente criterio de certificación de la muerte antes mencionado, es decir, la cesación total e irreversible de toda actividad cerebral, si se aplica escrupulosamente, no parece en conflicto con los elementos esenciales de una correcta concepción antropológica".

Consecuencias que sacó Juan Pablo II: "el agente sanitario que tenga la responsabilidad profesional de esa certificación puede basarse en ese criterio para llegar, en cada caso, a aquel grado de seguridad en el juicio ético que la doctrina moral califica con el término de 'certeza moral'. Esta certeza moral es necesaria y suficiente para poder actuar de manera éticamente correcta".

"Así pues, sólo cuando exista esa certeza será moralmente legítimo iniciar los procedimientos técnicos necesarios para la extracción de los órganos para el trasplante, con el previo consentimiento informado del donante o de sus representantes legítimos"

SCTJM
Regreso a la página principal

www.corazones.org
Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María