Jesucristo, el Buen Pastor
de las ovejas
S. III, catacumba
de Sta. Priscilla, Roma

Ovejas
Padre Jordi Rivero
18-XII-07

En el Antiguo Testamento cada familia judía ofrecía a Dios una oveja en el Templo.

Jesús llama a los suyos "ovejas" porque han de ser como ellas, mansos, sumisos y capaces de perseverar en el sufrimiento. Jesús es el Buen Pastor. El nos conduce a verdes pastos (Cf. S.23) y nos protege de los lobos. Por eso en el arte cristiana, desde las catacumbas, la oveja representa al cristiano.

Jesús nos da ejemplo. Por su obediencia al Padre se entrega como cordero de Dios por nosotros en la Cruz.

Si somos ovejas, vencemos; si nos convertimos en lobos, somos vencidos -San Juan Crisóstomo
 

 

 


siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Copyright © 2007 SCTJM