PERDON

Ver También:
Paz, Justicia, Perdón -JPII; Culpa

english2.tif (4104 bytes) Recommeded book: Forgiveness, Mc Alear, Winepress Publishing.

Remisión de una ofensa.

Solo Dios puede perdonar pecados porque solo El puede restaurar la gracia santificante. Dios perdona a quien verdaderamente se arrepiente, sea inmediatamente por un acto de contricción perfecta o por la mediación del sacramento del perdón.

Los sacramentos para el perdón de los pecados son, primariamente: bautismo y penitencia. Secundariamente, bajo ciertas condiciones: la unción de los enfermos

El perdón recibido de Dios por medio de Jesucristo no solo nos cubre con los méritos de Cristo (como enseñan muchos protestantes) sino que que limpia el alma de todo pecado (Cf. Jn 20) y capacita a quien lo recibe para vivir la nueva vida de la gracia.

Jesús nos mandó a perdonar como condición para ser perdonados por el Padre. Medita despacio el Padre Nuestro.

Perdón y olvido.

Diferente a lo que muchos piensan, el perdón no requiere olvido. Primero porque la memoria es una facultad que obra independientemente de nuestra voluntad. Segundo, porque el recordar un suceso no implica necesariamente una actitud contraria al amor. Al recordar la injuria lo mejor es renovar nuestra entrega a Jesús de lo ocurrido y de las personas envueltas y orar. Ver: ¿Pueden coexistir el amor, la misericordia y la justicia?  

Aceptar el perdón de Dios

Dios desea que todos se salven. Su amor llega hasta al mayor pecador y le da la gracia para la reconciliación. Nunca permitamos que el enemigo nos tiente con la desesperación.

Jesús a los jóvenes que se han alejado de El: (de los escritos de Sor Josefa Menéndez)
   
“Si sois jóvenes y los escándalos de vuestra vida pasada os han degradado ante los hombres, ¡no temáis! Aún cuando el mundo os desprecie, os trate de malvados, os insulte, os abandone; estad seguros de que vuestro Dios no quiere que vuestra alma sea pasto de las llamas del infierno.  Desea que os acerquéis a El para perdonaros.  Si no os atrevéis a hablarle, dirigidle miradas y suspiros del corazón y pronto veréis que Su mano bondadosa y paternal os conduce a la fuente del perdón y de la vida”.       

El perdón no es contrario al proceso judicial

El gobierno tiene la responsabilidad de proteger a los ciudadanos y para este fin establece leyes y un sistema de justicia. Llevar a quien comete un crimen a la justicia no es contrario al perdón mientras la motivación sea correcta. Que no sea por venganza ni por odio sino pensando en el bien de la sociedad, para evitar que continué haciendo daño. 

Testimonio

Madre, durante el juicio, perdona al asesino de su hijo y le pide acercarse a Dios
 
14 Nov. 06 (ACI).- La madre se acercó al asesino de su hijo, lo perdonó públicamente, le regaló un rosario, lo abrazó y le pidió acercarse a Dios.

Ocurrió en Esquel, Chubut, Argentina. Ana María Suárez acudió al juicio de Fabián Chávez, de 25 años de edad, asesino confeso de su hijo Mariano Drew.

La madre en público afirmó "solamente la oración calma cada día mi dolor. Ayer cuando fui a la iglesia de San Cayetano, le oraba a la Virgen y pensaba que mi hijo está con Dios. Pero también pensaba en vos, que sos tan joven. No te voy a hacer daño. Sólo quiero darte esto". Entonces le entregó un rosario.

"Solo Dios cura las heridas. Yo te perdono. Y si mi hijo te ofendió te pido perdón. Yo lo amaba y ahora quiero que vos no sufras. El destino que te toca me duele porque trabajo con jóvenes. En esta tierra hay mucha violencia. Y vos has sido víctima de ella desde que naciste. Es el amor el que también ayuda a curar las heridas", dijo la mujer y lo abrazó.

Ante estas palabras, el acusado estalló en llanto. En septiembre del año pasado, Chávez, huérfano y adicto al alcohol, asesinó a golpes a Mariano Drew, de 27 años de edad, en la localidad de El Hoyo. 

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María