EL TESORO DE LA IGLESIA

El tesoro de la Iglesia se compone de los méritos infinitos de Jesucristo y de los superabundantes méritos de la Virgen y de todos los santos. Jesús es el origen de toda gracia y su sacrificio es satisfactorio por los pecados de todo el mundo. Sin embargo todo hombre que participa de la vida de Dios, en la comunión de los santos, puede indirectamente y de forma secundaria, ganar gracias para otros. Es por eso que el tesoro de la Iglesia incluye la parte meritoria, propiciatoria, impetratoria y satisfactoria de las obras buenas hechas por sus miembros.

Toda obra buena, hecha en gracia de Dios, es meritoria, propiciatoria, impetratoria y satisfactoria. 

MERITORIA  Nos hace ganar méritos y premios para el cielo. Mas >>>

PROPICIATORIA Aplaca la justicia divina. Etim. Latín. propitiare, hacer favorable. Aplacar o apaciguar. Es uno de los tres frutos de toda buena obra. Es también uno de los cuatro fines del Sacrificio Eucarístico cuyo poder propiciatorio se extiende al pecado, a la satisfacción de la pena temporal y al castigo para los vivos y al castigo para los muertos.

Santa Faustina recibió mensajes de Jesús, Divina Misericordia. Uno de ellos es la coronilla: "Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero". 

IMPETRATORIA Etim. Latín. impetratio, la acción de procurar o obtener por petición o súplica. La impetración consigue gracias del Señor. Es uno de los frutos de la oración y de las buenas obras, especialmente es uno de los cuatro fines del Sacrificio Eucarístico. La impetración con la disposición correcta y habiendo cumplido las condiciones prescritas, invariablemente obtiene de Dios lo que se le pide, siempre que sea para nuestro bien espiritual.

SATISFACTORIA.  Satisface la pena temporal debida por los pecados. Mas >>>

La parte meritoria es solo de quien practica la buena obra, no se puede ceder. Las otras partes se pueden ceder, añadiéndose así el tesoro de la Iglesia. 

 

Bibliografía: Modern Catholic Diccionary, John Hardon S.J.

 

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María.
Copyright © 1997 SCTJM