HIPOCRESÍA

Griego. Ûpokrisˆa.

Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan.

La palabra "hipócrita" designaba, en el teatro griego, al actor que utilizaba máscara y disfraz para representar una personalidad ajena a la suya. Su objetivo era deleitar al público.

El pecado de hipocresía es fingir cualidades o sentimientos. Es una forma de mentir.

No se debe confundir la hipocresía con el cumplimiento del deber cuando no se tiene ganas. 
Hipocresía es fingir. Muy distinto es luchar contra la tendencia de la carne motivado por un sincero esfuerzo por hacer el bien. Todo ser humano tiene una lucha interior. Hacer la voluntad de Dios con frecuencia requiere gran esfuerzo. Por ejemplo: El que no tiene ganas de ir a misa o ser caritativo, pero lo hace en conciencia. 

Dios es Verdad y es incompatible con la mentira. Jesús nos enseña a ser personas de la verdad, hijos de la luz. Dice Jesús: "Yo soy la Verdad" -Juan 14, 6.  Quien vive y habla la verdad actúa como hijo de Dios que es verdad pura: "Sea vuestro lenguaje: "Sí, sí"; "no, no": que lo que pasa de aquí viene del Maligno" -Mateo 5,37.

El Maligno es el padre de la mentira porque en el encuentra la mentira su origen. El que miente se asocia a Satanás (Cf. Juan 8, 42).

Hipocresía en la Religión
La religión de los fariseos era hipocresía. Esta es la peor hipocresía porque utiliza la relación con Dios como objeto de vanagloria personal. Esto causa escándalo e incita a que otros rechacen la religión.

Un ejemplo de hipocresía (o de gran ignorancia) es ir a comulgar sin compromiso cristiano: "Recibir la comunión sin creer en la doctrina de la Iglesia o sin estar en estado de gracia es un acto grave de hipocresía que afecta tanto al comulgante como a todo el pueblo de Dios"  -Arzobispo Chaput. Denver, 26 IV 04.

"¿Cómo podéis creer vosotros, que aceptáis gloria unos de otros, y no buscáis la gloria que viene del único Dios?" Juan 5,44

Jesús: "Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse. Porque cuanto dijisteis en la oscuridad, será oído a la luz, y
lo que hablasteis al oído en las habitaciones privadas, será proclamado desde los terrados"  Lucas 12, 1-3.

Que María Santísima nos guíe hacia su Hijo que es toda la Verdad.

 

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org

Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Copyright © 1998 SCTJM