BENDICIÓN DE LA PUERTA DEL HOGAR
(Conferencia Nacional de los Obispos Católicos)
English>>>

Sin restar importancia a las puertas santas de las Iglesias asignadas, la Iglesia anima a los fieles a recordar que también sus hogares son lugares santos.  El hogar es donde vive la Iglesia doméstica. La puerta principal por donde entramos y salimos cada día también nos debe recordar que todo lo hacemos en Cristo quién dijo: "Yo soy la Puerta". 

Aunque esta oración se compuso para el año jubilar se puede utilizar en cualquier año. 

Reunida la familia ante la Puerta Jubilar de su hogar, el cabeza de familia ora:

La señal de la Cruz: En el nombre del Padre...

Lectura:

 "Entonces Jesús les dijo de nuevo: En verdad, en verdad os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.  Todos los que han venido delante de Mí son ladrones y salteadores;   pero las ovejas no les escucharon.  Yo soy la puerta; si uno entra por Mí, estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará pasto.  El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia"   (San Juan 10:7-10)

 "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos, y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor" (San Lucas 4:18-19)

 "Contarás siete semanas de años, siete veces siete años; de modo que el tiempo de las siete semanas de años vendrá a sumar cuarenta y nueve años.  Entonces en el mes séptimo, el diez del mes, harás resonar clamor de trompetas; en el día de la expiación haréis resonar el cuerno por toda vuestra tierra.  Declararéis santo el año cincuenta, y proclamaréis en la tierra liberación para todos sus habitantes.  Será para vosotros un jubileo; cada uno recobrará su propiedad, y cada cual regresará a su familia.  Este año cincuenta será para vosotros un jubileo: no sembraréis, ni segaréis los rebrotes, ni vendimiaréis la viña que ha quedado sin podar, porque es el jubileo, que será sagrado para vosotros".    ( Levítico 25:8-12)

 Bendición:

"Bendito seas, oh Señor Dios nuestro, porque tu guías nuestros pasos. Tu bendices nuestras entradas y salidas; desde que nacemos hasta que morimos, nos tienes bajo tu cuidado. Bendice esta puerta, Oh Señor, la cual consagramos para este tiempo de preparación. 

Cada día que pasemos por este lugar, atráenos mas profundamente hacia tu presencia y a las maravillas de tu amor por nosotros. Tu eres la puerta del Reino de los Cielos, la puerta hacia la vida eterna. Oh Portal de eterna paz, nuestro nuevo y vivo camino, desata nuestros pecados y abre para nosotros la puerta de la salvación. 

Oh Dios, protege nuestras entradas y salidas; permítenos compartir la hospitalidad de este hogar con todos aquellos que nos visiten.  Que los pobres encuentren descanso dentro de estos muros y todos los que padecen hambre encuentren alivio en nuestro hogar.

Guíanos Señor  hacia ti, por tu misericordia, y llévanos contigo a la Patria celestial. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amen.

Ponga el sello del Jubileo o la cruz del Jubileo en el marco o en la puerta. 

Todos pueden cantar el himno "a Jesucristo Nuestro Rey Soberano" o alguna otra canción apropiada. Por ejemplo "Tu Reinarás".

Proporcionado por las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María.


BLESSING OF A JUBILEE DOOR AT HOME
(National Conference of Catholic Bishops)

Gathering before the Jubilee Door, the head of the family prays:

Sign of the Cross: In the name of the Father....
Reading:

 "So Jesus said again, 'Amen, amen, I say to you, I am the gate for the sheep. All who came  before me are thieves and robbers, but the sheep did not listen to them. I am the gate. Whoever enters through me will be saved, and will come in and go out and find pasture. A thief comes only to steal and slaughter and destroy; I came so that they might have life and have it more abundantly'". (John 10:7-10)

 "The Spirit of the Lord is upon me, because He has anointed me to bring glad tidings to the poor. He has sent me to proclaim liberty to captives and recovery of sight to the blind, and to let the oppressed go free, and to a year acceptable to the Lord". (Lk 4:18-19) 

 "Seven weeks of years shall you count -seven times seven years- so that the seven cycles amount to forty-nine years. Then, on the tenth day of the seventh month let the trumpet resound; on this, the Day of Atonement, the trumpet blast shall re-echo throughout your land. This fiftieth year you shall make sacred by proclaiming liberty in the land for all its inhabitants. It shall be a jubilee for you, when every one of you shall return to his own property, every one to his own family estate.  In this fiftieth year, your year of jubilee, you shall not sow, nor shall you reap the after-growth or pick the grapes from the untrimmed vines. Since this is the jubilee, which shall be sacred for you". (Lv 25:8-12)

Blessing:

"Blessed are you, O Lord our God, for you guide our footsteps. You bless our coming in and our coming out, from birth to death, you hold us in your care.
Bless this door, O Lord, which we consecrate to this time of preparation. Each day we pass this place, draw us more deeply into your presence and the wonders of your love for us. You are the door to the Kingdom of God, the sheep gate to Life Eternal. 

O portal of eternal peace, our new and living way, loose our sins and open for us the door of salvation.
O God, protect our going out and our coming in; let us share the hospitality of this home with all who visit us. May the poor find rest within these walls and all who hunger find refreshment in our home. In your mercy lead us to you, and take us to our heavenly home. You, who live and reign for ever and ever. Amen".

Place the Jubilee seal or cross on the door or door frame. 

All may sing the hymn "To Jesus Christ our Sovereign King" or another
appropriate song.


Regreso a la página principal
www.corazones.org


Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María.