.
MASTURBACION

Si sufres este vicio, ¡No te desesperes!
Mira a Jesús, abraza la cruz y persevera en la lucha. 
Apártate de las tentaciones y confía que Jesús te guirará y el Espíritu Santo actuará para transformar tu mente. Así podrás adquirir dominio de tu cuerpo y tener la libertad de los hijos de Dios. Libertad para amar y no lujuriar

Ver también: Pornografía donde encontrarás pasos a seguir.

Masturbación según el Catecismo:
Por masturbación se ha de entender la excitación voluntaria de los órganos genitales a fin de obtener un placer venéreo. ‘Tanto el Magisterio de la Iglesia, de acuerdo con una tradición constante, como el sentido moral de los fieles, han afirmado sin ninguna duda que la masturbación es un acto intrínseca y gravemente desordenado’. ‘El uso deliberado de la facultad sexual fuera de las relaciones conyugales normales contradice a su finalidad, sea cual fuere el motivo que lo determine’. Así, el goce sexual es buscado aquí al margen de ‘la relación sexual requerida por el orden moral; aquella relación que realiza el sentido íntegro de la mutua entrega y de la procreación humana en el contexto de un amor verdadero’ (CDF, decl. "Persona humana" 9).
Para emitir un juicio justo acerca de la responsabilidad moral de los sujetos y para orientar la acción pastoral, ha de tenerse en cuenta la inmadurez afectiva, la fuerza de los hábitos contraídos, el estado de angustia u otros factores psíquicos o sociales que reducen, e incluso anulan la culpabilidad moral. -Catecismo de la Iglesia Católica #2352

La masturbación es un vicio muy frecuente que nuestra cultura egocéntrica interpreta como algo normal. Para poder liberarse de este vicio tenemos que realizar el mal que es y saber que con la ayuda de Dios podemos vencerlo.

La masturbación
1-E
s contraria a la naturaleza
2-Es un acto de egoísmo
3-Es un pecado grave contra la castidad. Ofende al 6to Mandamiento (ver Catecismo #2396)
 

DE NUESTRO CORREO
¿Que tan grave es para un hombre masturbarse y fantasear con mujeres ? Necesita uno confesarse después de haberse masturbado o es un pecado venial que no necesita confesión. Gracias de ante mano padre por su valiosa respuesta.

RESPUESTA

La masturbación es pecado grave (ver el catecismo, arriba). Es cierto que la gravedad puede ser mitigada por las razones arriba mencionadas. Pero sería un error no luchar para liberarse de ese pecado. Jesucristo nos advierte:

Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón. -Mateo 5,28

Jesús es exigente porque nos ama y desea liberarnos de una forma de vida que nos encierra en la auto-satisfación, es degradante y nos aparta de nuestra verdadera felicidad. La masturbación mancha el corazón y nos aleja de Dios. Mateo 5,8: "Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios".

El ambiente moderno hace mas difícil vencer la tentación pero no podemos eximirnos de la lucha. Debemos confiar en la gracia que Dios nos da para vencer en toda circunstancia: "donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia" -Romanos 5,20.

Los pecados de impureza hacen mucho daño a las relaciones humanas y debilitan los lazos matrimoniales. Si no se lucha contra ella la impureza aumenta.

Aunque se haya convertido en un hábito que le parezca a usted que no puede evitar, confíe en Dios y resuelva romper con el. Confiésese y siga luchando. Rompa con todo tipo de pornografía (ayuda para romper) y con las ocasiones de pecar. Ponga su mente en lo que es bueno y agrada a Dios. Al principio la lucha quizás le parezca inútil, pero quien persevera saldrá victorioso. 

En los Corazones de Jesús y María,

Padre Jordi Rivero

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes) 
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Copyright © 2001 SCTJM