Posesión Diabólica

El control interno por el demonio de las acciones del cuerpo de un ser humano. La libertad de la víctima sobre su alma permanece. La posesión puede ser continua o intermitente. La víctima no siempre es culpable de la posesión.

Jesús manifiesta su poder para liberar de la posesión por medio de la Iglesia con el exorcismo.

Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María