Vanidad
-Padre Jordi Rivero

La vanidad es una forma de vanagloria, y la vanagloria se basa en el orgullo. La vanidad, es el orgullo basado en cosas vanas.

Cosa vana es todo aquello que se tiene por valioso pero que en realidad desvía de lo que en verdad vale. Lo vano nos apega a una falsa imagen del hombre, medido por sus riquezas, fama y poder mundano. Lo vano carece de solidez en relación a la vida eterna.


Despreciaron sus decretos y la alianza que hizo con sus padres y las advertencias que les hizo, caminando en pos de vanidades, haciéndose ellos mismos vanidad, en pos de las naciones que les rodeaban, acerca de las que Yahveh les había ordenado: «No haréis como ellas.» II Reyes 17,15


¡Vanidad de vanidades! - dice Cohélet -, ¡vanidad de
vanidades, todo vanidad!  ¿Qué saca el hombre de toda la fatiga con que se afana bajo
el sol?
Eclesiastés 1,2-3

 "Vanidad de vanidades, y todo es vanidad". El hombre, en efecto, es incapaz de cambiar nada en el orden del mundo; es impotente ante las injusticias que a diario se producen a su alrededor. No existe cosa alguna que no cloncluya en el juicio de Dios: "Teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque en ello está todo el interés del hombre".
 

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Copyright © 2002 SCTJM