La Vida Humana

Ver también:
-Página sobre la vida humana
-Encíclica Evangelium Vitae (Evangelio de la Vida) de Juan Pablo II.
-Encíclica Humanae Vitae de Pablo VI

Algunos principios inspirados en la enseñanza de Evagelium Vitae y el Cardenal Dionigi Tettamanzi, arzobispo de Milán. 

1. La vida humana es siempre un bien. De hecho, es el bien más preciado que existe y es el fundamento de todos los demás bienes que un ser humano puede poseer. Además, la vida de cada persona tiene tan alto valor que no puede compararse con el valor de la vida de otros seres vivos.

2. El valor de la vida humana se puede apreciar con el uso de la razón. Por lo tanto puede ser apreciado por todos.

2. Proteger la vida humana es un deber que recae sobre todo ser humano. Se ha de tomar con responsabilidad y decisión. Es, de hecho, un deber cívico dado que la protección de la vida humana es condición irreemplazable para asegurar el bien común de todos.

3. La Iglesia tiene la obligación y el derecho de presentar su posición ante la sociedad civil.  Aunque la Iglesia presenta sus posiciones sobre la moral fundamentadas en la razón, hay quienes las desestiman tan solo porque proceden de la Iglesia.  

siervas_logo_color.jpg (14049 bytes)
Regreso a la página principal
www.corazones.org
Esta página es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María